jueves, 28 de junio de 2012

La Naturaleza se Revela contra la Biotecnología "titan"


Superbug vs. Monsanto: Nature rebels against biotech titan

Reuters / Victor Ruiz
Reuters / Victor Ruiz

A growing number of rootworms are now able to devour genetically modified corn specifically designed by Monsanto to kill those same pests. A new study shows that while the biotech giant may triumph in Congress, it will never be able to outsmart nature.
Western corn rootworms have been able to harmlessly consume the genetically modified maize, a research paper published in the latest issue of the journal GM Crops & Food reveals. A 2010 sample of the rootworm population had an elevenfold survival rate on the genetically modified corn compared to a control population. That’s eight times more than the year before, when the resistant population was first identified. 
Experts are also noting that this year’s resistant rootworm populations are maturing earlier than expected. In fact, the time the bug’s larvae hatched was the earliest in decades.
The Western corn rootworm 'season' is underway at a pace earlier than I have experienced since I began studying this versatile insect as a graduate student in the late 1970s,” entomologist Mike Gray wrote in The Bulletin, a periodical issued by the University of Chicago’s Department of Crop Studies.
Studies in other states have also revealed that the rootworm population is becoming increasingly resistant to genetically modified corn. Last year, Iowa State University researcher Aaron Gassmann noted that a number of farmers reported discovering, much to their dismay, that a large number of rootworms survived after the consumption of their GM crops. Gassmann branded these pests “superbugs.” 
Farmers and food companies have increasingly been dependent on GM crops, and many have abandoned crop rotation, a practice that has been used to stave off pest infestations for centuries. Some have even gone as far as to ignore federal regulation, which require the GM corn plantations be accompanied by a small “refuge” of non-GM maize. 
The recent findings have potentially devastating ramifications for both farmers and consumers. Genetic maize plantation would easily come under attack from the swelling number of “superbugs,” resulting in dwindling harvest numbers for farmers. Ultimately, consumers will pay the price not only for corn, an essential product whose derivatives are used in a plethora of products ranging from yogurts to baby powder, but for other crops sold in the market. Rising corn prices would mean that more farmers would plant corn, despite the risks, and the yield for other crops would drop. That would drive prices for virtually all food items up, hitting hard on a population already smitten by ongoing economic difficulties.
Monsanto launched its anti-rootworm GM corm in 2003. The Cry3Bb1 protein, derived from the Bacillus thuringiensis (Bt.) bacterium, was inserted into the corn’s genetic code. The embedded protein was supposed to be fatal to all rootworms. 
The recent findings came days after Monsanto, along with other biotech companies, got a major boost from a congressional panel, which okayed the manufacture of GM crops despite pending legal challenges. Many of the lawsuits that Monsanto faces include assessments that its crops are unsafe for human consumption and affect the health of unborn children. 
Monsanto has also been an active plaintiff itself. Its primary targets include entities that seek to label GM foods, and small farmers, whom the biotech behemoth accuses of using genetically modified crops patented by Monsanto.

miércoles, 27 de junio de 2012

Soya Transgénica Produce Esterilidad


LA SOJA QUE ESTERILIZA A LAS MUJERES


Fuente: 

Josep Pamies blog


Esta terrible consecuencia se ha descubierto en investigaciones con otro mamífero , la cerda. Pero recordemos que el cerdo es de los mamíferos con los que tenemos mas semejanza genética (insulina animal para humanos es sacada de sus páncreas , entre otras compatibilidades).
En este sentido , científicos rusos , han alertado mediante Conferencia de prensa de  la Asociación Nacional para la Seguridad Genética  de Rusia, que cerdas alimentadas con soja transgénica , la misma que comen o beben hoy millones de personas en el mundo, provoca en su tercera generación la esterilidad total , además de provocar un aumento del nacimiento de hembras y una disminución de los machos.
Enlace a la noticia:
Esto complementa ya otros estudios hechos por la comunidad científica internacional , los cuales incidían en el aumento de cáncer y de deformaciones fetales  entre quien consume soja y maíz transgénico
Enlace a un extenso informe sobre el tema:
Otro enlace a un estudio anterior , donde ya se observaban efectos perniciosos por comer soja y acentuados con la transgénica:
A pesar de todo, nuestros Gobiernos títeres se ven “incapaces” de parar este despropósito .
¿Que dirá ahora el Vaticano, el otro “poder” no elegido, tan defensor de la vida a la vez  que entusiasta de la manipulación genética ?.
Considero que ya no es necesario pedir a nuestros Gobiernos,  representantes de estas multinacionales criminales de la Alimentación basura y de la FarMafia, ni a nuestro “querido” Vaticano, que hagan nada en  favor del pueblo ni del ser humano.
Es el propio pueblo que tiene que pasar a la acción en un acto de desobediencia , tanto al consumo de estos alimentos pervertidos genéticamente, como a votarles y adorarles.
Ignorar a la actual democracia corrompida por el poder de los lobbys y construir una democracia participativa y de base es la solución a muchos de nuestros males actuales. Nos llevara tiempo pero es el camino.

martes, 26 de junio de 2012

Monsanto: las semillas del golpe


http://www.elciudadano.cl/2012/06/26/54262/monsanto-las-semillas-del-golpe/

La transnacional de la agroindustria fue uno de los poderosos y discretos protagonistas de la destitución del ex obispo y presidente paraguayo, Fernando Lugo, quien gobernaba sin haber consolidado una base social amplia. Hacia meses, Monsanto, a través de la Unión de Gremios de Producción, UGP, realizaba una feroz ofensiva contra una instancia pública que se negaba a inscribir una de sus semillas transgénicas.
El gobierno de Fernando Lugo ya había sufrido la amenaza del juicio político en 23 ocasiones anteriores y por los más diversos motivos. En su mayoría, estas operaciones de desgaste contra el ex obispo y presidente, fueron propiciadas por su vicepresidente Federico Franco, una suerte de Cleto Cobos guaraní que se distanció políticamente de Lugo poco después de iniciado el mandato presidencial, el 28 de abril de 2008.
Sabiendo que contaba con los votos del Partido Radical Liberal Auténtico (Prla), más los del Partido Colorado –fundado por el dictador Alfredo Stroessner–, en reiteradas oportunidades el vicepresidente Franco fue hasta la sede del gobierno para intentar extorsionar a Lugo con la amenaza del juicio político, Franco nunca ocultó que quería ser presidente, si no lo logró antes es porque los colorados no quisieron prestarse a la maniobra, porque tenían su propia estrategia de desgaste.
LOS HILOS DEL PARTIDO COLORADO
En esta oportunidad, la convergencia de tres actores en las sombras –la siniestra trasnacional sojera Monsanto, la oligarquía latifundista paraguaya y la jerarquía de la Iglesia católica–, hicieron que el Partido Colorado modificara su estrategia, habilitando el juicio político a menos de diez meses de prevista la elección presidencial en la que su candidato, el terrateniente y empresario sojero Horacio Cartes, aparece posicionado como seguro triunfador.
No se puede descartar que los colorados, que representan los intereses de los grandes latifundistas paraguayos optaran por un golpe de mano preventivo ante la presunta amenaza de los campesinos sin tierra, que vieron frustradas sus aspiraciones de una reforma agraria que Lugo prometió y nunca cumplió. Tal vez temían que los desposeídos avanzaran en la ocupación de territorios antes de la salida de la presidencia del ex obispo, pero lo concreto es que se avizora detrás del golpe institucional es un plan para criminalizar, llevar hasta el odio extremo, a todas las organizaciones campesinas, para empujar a los campesinos a abandonar el campo para el uso exclusivo del agronegocio.
ENFRENTAMIENTO EN CURUGUATY
En esa hipótesis, el enfrentamiento en Curuguaty (en la hacienda de Blas Riquelme, un terrateniente ligado al Partido Colorado) bien podría haber sido provocado para desatar el proceso de juicio político que culminó el viernes pasado con la destitución del presidente Lugo.
Sólo un sabotaje interno dentro de los cuadros de inteligencia de la Policía, con la complicidad de la Fiscalía, explica la emboscada, en la cual murieron seis policías. No se comprende cómo policías altamente entrenados, en el marco del Plan Colombia, pudieron caer fácilmente en una supuesta trampa tendida por campesinos, como hizo creer la prensa aliada al golpe express.
Los uniformados reaccionaron y acribillaron a los campesinos, matando a 11, quedando unos 50 heridos. Entre los policías muertos estaba el jefe del GEO, comisario Erven Lovera, hermano del teniente coronel Alcides Lovera, jefe de seguridad del presidente Lugo.
En ese contexto, el asesinato del hermano del jefe de seguridad del presidente de la República obviamente fue un mensaje directo a Fernando Lugo, cuya cabeza sería el próximo objetivo. Más aún, tanto la Fiscalía que investigó la masacre, como el Poder Judicial y la Policía Nacional, están controlados mediante convenios de cooperación por Usaid, la agencia de cooperación de los Estados Unidos.
EL ERROR DE LUGO
Pese a las múltiples advertencias de numerosos aliados dentro y fuera de Paraguay, Lugo no se abocó a la tarea de consolidar la heterogénea fuerza social que en 2008 lo elevó a la presidencia. Su gravitación en el Congreso era absolutamente mínima, uno o dos senadores, mientras sobreestimaba la capacidad de movilización para garantizar la gobernabilidad a su gestión.
A lo largo de su mandato se sucedieron múltiples concesiones a la derecha como las leyes antiterroristas que promulgó a pedido de la embajada de Estados Unidos, sancionadas por un congreso que es uno de los más corruptos del Continente y que terminó destituyéndolo en un farsesco simulacro de juicio político que violó todas las normas del debido proceso.
LAS MANOS DE MONSANTO
Según el periodista y autor del libro Los Herederos de Stroessner, Idilio Méndez Grimaldi, la trasnacional Monsanto ha cumplido un papel central en el golpe contra Lugo.
El 21 de octubre de 2011, el Ministerio de Agricultura y Ganadería, dirigido por el liberal Enzo Cardozo, dio el visto bueno provisorio a la semilla de algodón transgénico Bollgard BT de Monsanto, para su siembra comercial en Paraguay. Las protestas campesinas y de organizaciones ambientalistas no se dejaron esperar. El gen de este algodón está mezclado con el gen del Bacillus Thurigensis, una bacteria tóxica que mata a algunas plagas del algodón, como las larvas del picudo, un coleóptero que deposita sus huevos en el capullo del textil.
El Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas, Senave, otra institución del Estado paraguayo, dirigido por Miguel Lovera, se negó a inscribir dicha semilla transgénica en los registros de cultivables, por carecer de los dictámenes del Ministerio de Salud y de la Secretaría de Ambiente.
Durante los meses posteriores, Monsanto, a través de la Unión de Gremios de Producción, UGP, estrechamente ligada al Grupo Zuccolillo, que publica el diario ABC Color, lanzó una feroz ofensiva contra el Senave y su presidente por no inscribir la semilla transgénica para su uso comercial en todo el país.
La cuenta regresiva decisiva pareció haberse dado con una nueva denuncia por parte de una seudosindicalista del Senave, de nombre Silvia Martínez, quien acusó el 7 de junio pasado a Lovera de corrupción y nepotismo en la institución que dirige, a través de ABC Color.
Martínez es esposa de Roberto Cáceres, representante técnico de varias empresas agrícolas, entre ellas Agrosán, recientemente adquirida por 120 millones de dólares por Syngenta, otra transnacional, todas socias de la UGP. El viernes 15 de junio, coincidiendo con una exposición anual organizada por el Ministerio de Agricultura, la transnacional Monsanto presentó otra variedad de algodón, doblemente transgénico: BT y RR o Resistente al Roundup, un herbicida fabricado y patentado por Monsanto. La pretensión de la transnacional norteamericana era la inscripción en Paraguay de esta semilla transgénica, tal como ya ocurrió en la Argentina y otros países del mundo. Sin embargo, la ministra de Salud de Lugo se oponía.
Paraguay es uno de los países más desiguales del mundo. Allí reina la UGP, apoyada por las transnacionales del sector financiero y del agronegocio que nunca ocultaron que iban a conseguir la aprobación de las semillas de Monsanto a como diera lugar.
Walter Goobar

lunes, 25 de junio de 2012

Marcha Campesina por las Semillas en Tulua, Valle, Colombia



Llevar fiambre!! 


Contactobethsua.c@gmail.com


NO A LAS LEYES DE SEMILLAS PORQUE LA VIDA NO SE VENDE
La Ley 1518 de 2012 por medio de la cual se aprueba el “Convenio Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales” desconoce disposiciones de rango superior y desarrollos normativos y jurisprudenciales internacionales que consagran las obligaciones del Estado de garantizar y respetar los derechos de quienes están bajo su jurisdicción y específicamente la obligación de velar por la soberanía y seguridad alimentaria de la población.
El Convenio Internacional ratificado por medio de la Ley 1518, sin garantizar el derecho fundamental a la consulta previa de las minorías étnicas, busca la concesión y consecuente protección de derechos de obtentor de géneros y especies vegetales estableciendo, por un lado, determinadas condiciones que no pueden cumplir las variedades nativas y criollas porque el mejoramiento genético que han realizado los agricultores se basa en un enfoque y principios totalmente diferentes al que realizan los fitomejoradores modernos, y por otro, los alcances de su reconocimiento protegiendo intereses económicos de algunos e imponiendo el uso de semillas protegidas legalmente por requerimiento de las empresas transnacionales.
Esta norma protege las semillas manipuladas; prohíbe la siembra, el uso y la multiplicación de las semillas criollas y legitima únicamente la utilización de semillas extranjeras; además promueve la explotación y apropiación de los recursos naturales en pocas manos y atenta contra el patrimonio genético del país, contra la soberanía alimentaria -en especial de las comunidades indígenas, afro descendientes y campesinas-, y los usos y costumbres ancestrales, originando en las comunidades la pérdida de sus culturas y territorios y desconociendo que las semillas criollas son fruto del trabajo de varias generaciones que desde épocas ancestrales las han mejorado garantizando la soberanía, la autonomía y la seguridad alimentaria no sólo de ellos, sino de buena parte de la población, y, que en tal sentido, al ser patrimonio colectivo del pueblo no pueden ser objeto de apropiación por parte de particulares.   

En los últimos años el gobierno colombiano ha aprobado varias leyes y normas sobre semillas que son el marco jurídico para entregarle a transnacionales el control de las semillas. Entre estas están la Ley 1032 de 2006, que modifica el artículo 306 del Código Penal, penalizando el uso de semillas protegidas legalmente y las “similarmente confundibles” con una protegida. También el ICA aprobó la Resolución 970 de 2010, que regula y controla la producción, uso y comercialización de las semillas en el país. Estas normas son los instrumentos para quitarle a los agricultores el control de sus semillas y obligarlos a que solo utilicen las semillas patentadas de las empresas. Igualmente penaliza y criminalizan la producción de semillas criollas.
Lo anterior trae enormes y graves repercusiones sobre la agricultura y la biodiversidad presente en países megadiversos como Colombia, dado que al permitir la privatización y monopolio de las semillas se produce un desabastecimiento de semillas nativas o criollas, vulnerando además de los derechos colectivos de los pueblos indígenas, afros y campesinos para quienes la accesibilidad física a los alimentos está intrínsecamente relacionada con la accesibilidad y control local de los medios productivos que les permite producir los alimentos, el derecho a la soberanía y seguridad alimentaria de la población colombiana.
Lograr incidir sobre este nefasto convenio internacional es muy importante, porque esta Ley es el corazón que fundamenta y hace viable las demás normas hoy vigentes en el país que pretenden controlar las semillas.

sábado, 23 de junio de 2012

El Golpe a Lugo... de Monsanto? de USAID? ... de USA.

Sabado 23 de junio

Monsanto golpea en Paraguay
Idilio Méndez Grimaldi *

La Unión de Gremios de Producción (UGP) estrechamente ligada al Grupo Zuccolillo, dueño del diario ABC Color y socio principal de Cargill, venía preparando un acto de protesta nacional contra el gobierno de Fernando Lugo para el 25 de junio próximo. Una de las reivindicaciones del denominado “tractorazo” era la liberalización de todas las semillas transgénicas para su cultivo comercial en Paraguay.

Resumen Latinoamericano).- ¿Quienes están detrás de esta trama tan siniestra? Los propulsores de una ideología que promueven el máximo beneficio económico a cualquier precio y cuanto más, mejor, ahora y en el futuro.

El viernes 15 de junio de 2012, un grupo de policías que iba a cumplir una orden de desalojo en el departamento de Canindeyú en la frontera con Brasil, fue emboscado por francotiradores, mezclados con campesinos que reclamaban tierras para sobrevivir. La orden fue dada por un juez y una fiscala para proteger a un latifundista. Como resultado se tuvo 17 muertos; 6 policías y 11 campesinos y decenas de heridos graves.

Las consecuencias: El laxo y timorato gobierno de Fernando Lugo quedó con debilidad ascendente y extrema, cada vez más derechizado, llevado a juicio político por un Congreso dominado por la derecha; duro revés a la izquierda, a las organizaciones sociales y campesinas, acusadas por la oligarquía terrateniente de instigar a los campesinos; avance del agronegocio extractivista de manos de las transnacionales como Monsanto, mediante la persecución a los campesinos y el arrebato de sus tierras y, finalmente, la instalación de una cómoda platea para la los oligarcas y los partidos de derecha para su retorno triunfal en las elecciones de 2013 al Poder Ejecutivo.

El 21 de octubre de 2011, el Ministerio de Agricultura y Ganadería, dirigido por el liberal Enzo Cardozo, liberó ilegalmente la semilla de algodón transgénico Bollgard BT de la compañía norteamericana de biotecnología Monsanto, para su siembra comercial en Paraguay. Las protestas campesinas y de organizaciones ambientalistas no se dejaron esperar. El gen de este algodón está mezclado con el gen del Bacillus Thurigensis, una bacteria tóxica que mata a algunas plagas del algodón, como las larvas del picudo, un coleóptero que oviposita en el capullo del textil. El Servicio de Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de
Semillas, SENAVE, otra institución del Estado paraguayo, dirigido por Miguel Lovera, no inscribió dicha semilla transgénica en los registros de cultivares, por carecer de los dictámenes del Ministerio de Salud y de la Secretaría del Ambiente, tal como exige la legislación.

Campaña mediática

Durante los meses posteriores, Monsanto, a través de la Unión de Gremios de Producción (UGP) estrechamente ligada al Grupo Zuccolillo, que publica el diario ABC Color, arremetió contra SENAVE y su presidente por no inscribir la semilla transgénica de Monsanto para su uso comercial en todo el país.

La cuenta regresiva decisiva pareció haberse dado con una nueva denuncia por parte de una seudo sindicalista del SENAVE, de nombre Silvia Martínez, quien acusó el 7 de junio pasado a Lovera de corrupción y nepotismo en la institución que dirige, a través de ABC Color. Martínez es esposa de Roberto Cáceres, representante técnico de varias empresas agrícolas, entre ellas Agrosán, recientemente adquirida por 120 millones de dólares por Syngenta, otra transnacional, todas socias de la UGP.

Al día siguiente, viernes 8 de junio, la UGP publica en ABC a seis columnas: “Los 12 argumentos para destituir a Lovera” (1). Estos presuntos argumentos fueron presentados al vicepresidente de la República, correligionario del ministro de Agricultura, el liberal Federico Franco, quien en ese momento se desempeñaba como presidente de Paraguay en ausencia de Lugo, de viaje por Asia. El viernes 15 del corriente mes, en ocasión a una exposición anual organizada por el Ministerio de Agricultura y Ganadería, el ministro Enzo Cardozo dejó escapar un comentario ante la prensa que un supuesto grupo de inversores de la India, del sector de los agroquímicos, canceló un proyecto de inversión en Paraguay por la presunta corrupción en SENAVE. Nunca aclaro de qué grupo se trataba. En esas horas de aquel día se registraban los trágicos sucesos de Curuguaty.

En el marco de esta exposición preparada por el citado ministerio, la transnacional Monsanto presentó otra variedad de algodón, doblemente transgénico: BT y RR o Resistente al Roundup, un herbicida fabricado y patentado por Monsanto. La pretensión de la transnacional norteamericana es la inscripción en Paraguay de esta semilla transgénica, tal como ya ocurrió en la Argentina y otros países del mundo.

Previamente a estos hechos, el diario ABC Color denunció sistemáticamente por presuntos hechos de corrupción a la ministra de Salud, Esperanza Martínez y al ministro del Ambiente, Oscar Rivas, dos funcionarios que no dieron su dictamen favorable a Monsanto.

Monsanto facturó el año pasado 30 millones de dólares, libre de impuestos, (porque no declara esta parte de su renta) solamente en concepto de royalties por el uso de semillas transgénicas de soja en Paraguay. Independiente, Monsanto factura por la venta de las semillas transgénicas. Toda la soja cultivada es transgénica en una extensión cercana a los tres millones de hectáreas, con una producción en torno a los 7 millones de toneladas en el 2010.

Por otro lado, en la Cámara de Diputados ya se aprobó en general el proyecto de Ley de Bioseguridad, que contempla crear una dirección de bioseguridad a cargo del Ministerio de Agricultura, con amplia potestad para la aprobación para su cultivo comercial de todas las semillas transgénicas, ya sean de soja, maíz, arroz, algodón y algunas hortalizas. Este proyecto de ley contempla la eliminación de la Comisión de Bioseguridad actual, que es un ente colegiado de funcionarios técnicos del Estado paraguayo.

En tanto transcurrían todos estos acontecimientos, la UGP venía preparando un acto de protesta nacional contra el gobierno de Fernando Lugo para el 25 de junio próximo. Se trata de una manifestación con maquinarias agrícolas, cerrando medias calzadas de las rutas en distintos puntos del país. Una de las reivindicaciones del denominado “tractorazo” es la destitución de Miguel Lovera del SENAVE, así como la liberalización de todas las semillas transgénicas para su cultivo comercial.

Las conexiones

La UGP está dirigida por Héctor Cristaldo, apoyado por otros apóstoles como Ramón Sánchez - quien tiene negocios con el sector de los agroquímicos- entre otros agentes de las transnacionales del agronegocio. Cristaldo integra el staff de varias empresas del Grupo Zuccolillo, cuyo principal accionista es Aldo Zuccolillo, director propietario del diario ABC Color desde su fundación bajo el régimen de Stroessner, en 1967. Zuccolillo es dirigente de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP.

El Grupo Zuccolillo es socio principal en Paraguay de Cargill, una de las transnacionales más grandes del agronegocio en el mundo. La sociedad construyó uno de los puertos graneleros más importante del Paraguay, denominado Puerto Unión, a 500 metros de la toma de agua de la empresa aguatera del Estado paraguayo, sobre el Río Paraguay, sin ninguna restricción. Las transnacionales del agronegocio en Paraguay prácticamente no pagan impuestos, mediante la férrea protección que tienen en el Congreso, dominado por la derecha. La presión tributaria en Paraguay es apenas del 13% sobre el PIB. El 60% del impuesto recaudado por el Estado paraguayo es el Impuesto al Valor Agregado, IVA. Los latifundistas no pagan impuestos. El impuesto Inmobiliario representa apenas el 0,04% de la presión tributaria, unos 5 millones de dólares, según un estudio del Banco Mundial (2) aún cuando el agronegocio produce rentas en torno al 30 % del PIB, que representan unos 6.000 millones de dólares anuales.

Paraguay es uno de los países más desiguales del mundo. El 85% de las tierras, unas 30 millones de hectáreas, está en manos del 2% de propietarios (3) que se dedican a la producción meramente extractivista o en el peor de los casos a la especulación sobre la tierra.

La mayoría de estos oligarcas poseen mansiones en Punta del Este o Miami y tienen estrechas relaciones con las transnacionales del sector financiero, que guardan sus bienes mal habidos en los paraísos fiscales o le facilitan inversiones en el extranjero. Todos ellos, de alguna u otra manera, están ligados al agronegocio y dominan el espectro político nacional, con amplias influencias en los tres poderes del Estado. Allí reina la UGP, apoyada por las transnacionales del sector financiero y del agronegocio.

Los hechos de Curuguaty

Curuguaty es una ciudad ubicada al este de la Región Oriental del Paraguay, a unos 200 km de Asunción, capital del Paraguay. A unos kilómetros de Curuguaty se halla la estancia Morombí, propiedad del terrateniente Blas Riquelme, con más de 70 mil hectáreas en ese lugar. Riquelme proviene de la entraña de la dictadura de Stroessner (1954-1989) bajo cuyo régimen amasó una inmensa fortuna, aliado al general Andrés Rodríguez, quien ejecutó el golpe de Estado que derrocó al dictador Stroessner.

Riquelme, que fue presidente del Partido Colorado por muchos años y senador de la República, dueño de varios supermercados y establecimientos ganaderos, se apropió mediante subterfugios legales de unas 2.000 hectáreas, aproximadamente, que pertenecen al Estado paraguayo.

Esta parcela fue ocupada por los campesinos sin tierras que venían solicitando al gobierno de Fernando Lugo su distribución. Un juez y una fiscala ordenaron el desalojo de los campesinos, a través del Grupo Especial de Operaciones, GEO, de la Policía Nacional, cuyos miembros de élite en su mayoría fueron entrenados en Colombia, bajo el gobierno de Uribe, para la lucha contrainsurgente.

Sólo un sabotaje interno dentro de los cuadros de inteligencia de la Policía, con la complicidad de la Fiscalía, explica la emboscada, en la cual murieron 6 policías. No se comprende cómo policías altamente entrenados, en el marco del Plan Colombia, pudieron caer fácilmente en una supuesta trampa tendida por campesinos, como quiere hacer creer la prensa dominada por los oligarcas. Sus camaradas reaccionaron y acribillaron a los campesinos, matando a 11, quedando unos 50 heridos. Entre los policías muertos estaba el jefe del GEO, comisario Erven Lovera, hermano del teniente coronel Alcides Lovera, jefe de seguridad del presidente Lugo.

El plan consiste en criminalizar, llevar hasta el odio extremo, a todas las organizaciones campesinas, para empujar a los campesinos a abandonar el campo para el uso exclusivo del agronegocio. Es un proceso lento, doloroso, de descampesinización del campo paraguayo, que atenta directamente contra la soberanía alimentaria, la cultura alimentaria del pueblo paraguayo, por ser los campesinos productores y recreadores ancestrales de toda la cultura guaraní.

Tanto la Fiscalía o Ministerio Público, como el Poder Judicial y la Policía Nacional, así como diversos organismos del Estado paraguayo, están controlados mediante convenios de cooperación por USAID, la agencia de cooperación de los Estados Unidos.El asesinato del hermano del jefe de seguridad del presidente de la República obviamente es un mensaje directo a Fernando Lugo, cuya cabeza sería el próximo objetivo, probablemente a través de un juicio político, quien derechizó más su gobierno tratando de calmar a los oligarcas.

Lo ocurrido en Curuguaty tumbó a Carlos Filizzola del Ministerio del Interior y fue nombrado en su reemplazo a Rubén Candia Amarilla, proveniente del opositor Partido Colorado, al cual Lugo lo derrotó en las urnas en el 2008, luego de 60 años de dictadura colorada, incluyendo la tiranía de Alfredo Stroessner.

Candia fue ministro de Justicia del gobierno colorado de Nicanor Duarte (2003-2008) y se desempeñó como fiscal general del Estado por un periodo, hasta el año pasado, cuando fue reemplazado por otro colorado, Javier Díaz Verón, a instancia del propio Lugo. Candia es acusado de haber promovido la represión a dirigentes de organizaciones campesinas y de movimientos populares. Su nominación a Fiscal General del Estado en el 2005 fue aprobado por el entonces embajador de los Estados Unidos, Jhon F. Keen.

Candia fue responsable de un mayor control por parte de USAID del Ministerio Público y fue acusado en los inicios de su gobierno por Fernando Lugo de conspirar en su contra para quitarlo del gobierno. Tras asumir como el ministro político de Lugo, lo primero que anunció Candia fue la eliminación del protocolo de diálogo con los campesinos que invaden propiedades. El mensaje es que no habrá conversación, sino simplemente la aplicación de la ley, lo que significa emplear la fuerza policial represiva sin contemplación.

Dos días después de asumir Candia Amarilla, los miembros de la UGP, encabezado por Héctor Cristaldo, ya visitaron al flamante ministro del Interior, a quien solicitaron garantías para la realización del denominado tractorazo. Sin embargo, Cristaldo dijo que la medida de fuerza puede ser suspendida en caso de nuevas señales favorables para la UGP (léase liberación de las semillas transgénicas de Monsanto, destitución de Lovera y otros ministros, entre otras ventajas para el gran capital y los oligarcas) derechizando aun más el gobierno.

Cristaldo es precandidato a diputado para las elecciones de 2013 por un movimiento interno del Partido Colorado, liderado por Horacio Cartes, un empresario investigado en el pasado reciente por Estados Unidos por lavado de dinero y narcotráfico, según el propio diario ABC Color, que se hizo eco de varios cables del Departamento de Estado de USA, publicado por WikiLeaks, entre ellos uno que aludía directamente a Cartes, el 15 de noviembre de 2011.

Juicio político a Lugo

En las últimas horas, mientras se redactaba esta crónica, la UGP, (4) algunos integrantes del Partido Colorado y los propios integrantes del Partido Liberal Radical Auténtico, PLRA, dirigido por el senador Blas Llano y aliado del gobierno, amenazan con un juicio político Fernando Lugo para destituirlo como presidente de la República del Paraguay.

Lugo depende del humor de los colorados para seguir como presidente de la República, así como de sus aliados liberales, que ahora lo amenazan con juicio político, con seguridad buscando más espacios de poder (dinero) como prenda de paz. El Partido Colorado, aliado a otros partidos minoritarios de la oposición, tiene la mayoría necesaria como para destituir al presidente de sus funciones.

Quizás se esperan “las señales favorables” de Lugo que la UGP - en nombre de la Monsanto, la patria financiera y los oligarcas - está exigiendo al gobierno. Caso contrario, se estaría pasando a una siguiente fase de los planes de copamiento de este gobierno que nació como progresista y lentamente va terminando como conservador, controlado por los poderes fácticos.

Entre algunos de sus haberes, Lugo es responsable de la aprobación de la Ley Antiterrorista, propiciada por Estados Unidos en todo el mundo después del 11 S. Autorizó en 2010 la implementación de la Iniciativa Zona Norte, consistente en la instalación y despliegue de tropas y civiles norteamericanos en el norte de la Región Oriental - en las narices del Brasil - supuestamente para desarrollar actividades a favor de las comunidades campesinas.

El Frente Guazú, coalición de las izquierdas que apoya a Lugo, no logra unificar su discurso, y sus integrantes pierden la perspectiva en el análisis del poder real, cayendo en los juegos electoralistas inmediatistas. Infiltrados por USAID, muchos integrantes del Frente Guazú que participan en la administración del Estado, sucumben ante los cantos de sirena del consumismo galopante del neoliberalismo. Se corrompen hasta los tuétanos y en la práctica se convierten en émulos vanidosos de engreídos ricos que integraban los recientes gobiernos del derechista Partido Colorado.

Curuguaty también engloba un mensaje para la región, especialmente para Brasil, en cuya frontera se producen estos hechos sangrientos, claramente dirigidos por los amos de la guerra, cuyos teatros de operaciones se pueden observar en Irak, Libia, Afganistán y ahora Siria. Brasil está construyendo hegemonía mundial junto a Rusia, India y China, denominado BRIC. Sin embargo, Estados Unidos no ceja en su poder de persuasión al gigante de Sudamérica. Ya está en marcha el nuevo eje comercial integrado por México, Panamá, Colombia, Perú y Chile. Es un muro de contención a los deseos expansionistas del Brasil hacia el Pacífico.

Mientras, Washington sigue con su ofensiva diplomática en Brasilia, tratando de convencer al gobierno de Dilma Rousseff a estrechar vínculos comerciales, tecnológicos y militares. Entre tanto, la IV Flota de los Estados Unidos, reactivada hace unos años después de estar fuera de servicio apenas culminó la Segunda Guerra Mundial, vigila todo el Atlántico Sur, en carácter de otro cerco al Brasil por si no comprendiese la persuasión diplomática.

Y Paraguay es un país en disputa entre ambos países hegemónicos, dominado aun ampliamente por USA. Por eso lo de Curuguaty es también una pequeña señal para Brasil, en el sentido que el Paraguay puede convertirse en un polvorín que quebrantará el desarrollo del suroeste del Brasil. Pero por sobre todo, los muertos de Curuguaty es una señal del capital, del gran capital, del extractivismo expoliador, que asuela el Planeta y aplasta la vida en todos los rincones de la Tierra en nombre de la civilización y el desarrollo. Por fortuna, los pueblos del mundo también van dando respuestas a estas señales de la muerte, con señales de resistencia, con señales de dignidad y de respeto a todas formas de vida en el Planeta.

Notas:
1.http://www.abc.com.py/edicion-impre...
2. Documento del Banco Mundial. Paraguay. Impuesto Inmobiliario: Herramienta clave para la descentralización fiscal y el mejor uso de la tierra. Volumen I: Informe principal. 2007.
3. Censo Agropecuario Nacional 2008. 4-http://www.abc.com.py/edicion-impre...

* Periodista, investigador y analista. Miembro de la Sociedad de Economía
Política del Paraguay, SEPPY. Autor del libro Los Herederos de Stroessner.
Fuente: www.resumenlatinoamericano.org

El Mundo Según Monsanto & Cristina

Esta es la imagen real de quienes nos gobiernan, incluso de los que se hacían llamar socialistas. Todo se ha vuelto discurso y arrodillamiento a las grandes corporaciones y los científicos, que todo lo saben. Si ellos saben que el dinero es el dios y a el se venden todos nuestros gobernantes. Que lástima por Cristina y su país.

viernes, 22 de junio de 2012

Declaración Encuentro Preparatorio Cumbre de los Pueblos Medellín, Colombia


http://www.corpenca.org/index.php?option=com_content&task=view&id=223&Itemid=1ImprimirE-Mail
Nosotros, hombres y mujeres participantes en el Encuentro Preparatorio de la Cumbre de los Pueblos realizado en Medellín, Colombia, del 4 al 8 de junio, representantes de diversas organizaciones ambientalistas, campesinas, de mujeres, de jóvenes nos reunimos en este evento de carácter autónomo, plural y auto gestionado, vinculado con laCumbre de los Pueblos por la Justicia Social y Ambiental, por motivo de laConferencia de la ONU sobre el Desarrollo Sustentable – UNCSD 2012Rio+20. 
El proceso de internacionalización, o mejor, la imposición del capitalismo transnacional y su modelo de acumulación se han aplicado de manera violenta en Colombia: cuatro millones 300 mil  personas desplazadas, diez millones de hectáreas arrebatadas de manos campesinas, de comunidades negras y pueblos indígenas nos causan indignación y vergüenza. Más de cuatro millones de seres humanos, colombianas y colombianos, expulsados de su terruño, de su vereda, de su vecindario. Rotos los vínculos, destruida la cadena de los afectos acumulados en años y años de historia hecha en la solidaridad vecinal, en el trabajo común, en la construcción en convite y en minga, del acueducto Veredal, del trapiche comunitario, del camino vecinal. Hoy viven apeñuscados en las goteras de ciudades y pueblos, añorando su vida de antes; de la ruptura violenta de las relaciones sociales y ecológicas, culturales y económicas con su terruño, ante la imposición de modelo extractivista y depredador del medio ambiente que en el actual plan de desarrollo nacional se denominan las “locomotoras del desarrollo”. 
El proceso de privatización de los bienes comunes continúa. El acaparamiento de tierras no se detiene y es muy tímida la respuesta estatal que busca restituir los derechos de las familias desplazadas mediante las leyes de tierras y de víctimas. La exploración y explotación minero-energética se hace más intensa, en la última década Colombia se ha convertido en uno de los países latinoamericanos más atractivos para la inversión extranjera en el sector minero. Entre 2001 y 2011 fueron concesionadas cerca de 6 millones de hectáreas para explotación minera y cerca de 67 millones –es decir el 60 % del territorio del país- fue solicitado para esta actividad; y en lo que respecta a la construcción de grandes represas, siempre sobre estiman los beneficios, y no se dimensionan acertadamente los impactos y conflictos generados.  Se les brindan condiciones a las multinacionales del agua, la minería, la producción de agrocombustibles y la explotación petrolera y termoeléctrica, en contra de las economías y modos de vida de las comunidades indígenas, campesinas y afrocolombianas y urbano populares.  
El gobierno de Colombia ha preparado un documento que está en proceso de divulgación en el que sustenta los Objetivos de Desarrollo sostenible como una manera de tratar de concretar resultados, pues el debate y los acuerdos son etéreos hasta ahora, lo que no quiere decir que esta conferencia sea inofensiva.  Al contrario, legalizará aun más las soluciones de mercado, reeditará la prepotencia y el antropocentrismo que niega la diversidad de la vida en su rica diversidad y de la vida humana, las diversas maneras de vivir y las construcciones alternativas a los problemas generados por un modelo neoliberal impuesto. 
Estos objetivos definidos de manera general como viables, universales, voluntarios no pasan de ser una buena intención y un esfuerzo por sacar algo preciso de esta conferencia.  Se refieren a la lucha contra la pobreza, la modificación en los patrones de consumo, el fomento del desarrollo sostenible de los asentamientos humanos, la diversidad biológica y bosques, océanos, recursos hídricos, mejoras en seguridad alimentaria y energía, incluyendo de fuentes renovables. Se proponen sin hacer clara referencia a nuestra tragedia colombiana, desconocen el conflicto armado y no aluden a la realidad.  Es un gobierno con un doble discurso, de un lado habla de desarrollo sostenible y protección ambiental y por el otro legisla a favor de las corporaciones multinacionales y el sector privado, firma los Tratados de Libre Comercio que atentan contra nuestra soberanía nacional. 
Los llamados objetivos del desarrollo sostenible se presentan de manera inconsulta, sin participación alguna de los sectores sociales, las organizaciones ambientalistas, no hacen alusión a la situación de derechos humanos que vive Colombia y no hablan de la garantía de los derechos humanos, colectivos y del ambiente. 
PRINCIPIOS 
Afirmamos que otro mundo es posible, donde todos y todas tengamos lo necesario para vivir en un mundo global y podamos disfrutar de nuestro terruño. 
Reconocemos el agua, la tierra, las semillas, los bosques como bienes comunes y la alimentación y el agua como derechos humanos fundamentales. En este sentido defendemos la soberanía de las naciones y sus pueblos como garantía democrática y participativa de la gestión pública, solidaria e incluyente.  
Reconocemos las transformaciones que se han logrado en la humanidad gracias al movimiento social de las mujeres, defendemos estas conquistas y continuamos la lucha por la justicia de género, la igualdad de oportunidades, el reconocimiento de los valores y las actividades propias de su identidad y autonomía. 
Reconocemos la importancia del intercambio inter-generacional como posibilidad de relacionamiento de experiencias, defendemos las prácticas y discursos sobre la economía solidaria, basada en el respeto mutuo, la horizontalidad y la autonomía promovidas desde la autogestión de nuestros territorios, culturas y de nuestra diversidad ecosistémica.  
Creemos en un mundo sin violencias, nuestras resistencias las planteamos desde el pacifismo, la democracia y la participación ciudadana. 
Afirmamos que la ciudad es la sociedad en su devenir colectivo, lo que significa que deben garantizarse la vida digna y por con siguiente calidad de vida y buen vivir a todas y todos sus  habitantes, con una participación ciudadana constante, constructiva y democrática. 
DENUNCIAS 
Rechazamos el modelo político y económico imperante, que especula con la vida y hace de esta un negocio. Nos resistimos a un desarrollo pensado bajo las lógicas de un sistema neoliberal inequitativo, privatizador y antropocéntrico que agudiza la crisis de civilización actual. 
Nos oponemos a las actuaciones de las instituciones financieras y tratados internacionales que favorecen a gremios apoyando el modelo de desarrollo económico convencional y que va en detrimento de la expresión popular y democrática que impulsa nuevas prácticas del buen vivir.  
Denunciamos el atropello a la multiculturalidad por medio de la imposición de modos de vida individualistas y homogéneos que procuran el posicionamiento de una economía global.  
Denunciamos las leyes que privatizan el agua, la tierra, las semillas y los bosques aniquilando la gestión pública, la economía campesina y favoreciendo los prestadores privados y la agroindustria acaparadora de los bienes comunes. 
Manifestamos nuestro rechazo contra los gobiernos corruptos que mercantilizan los servicios públicos y los derechos humanos debilitando la autonomía comunitaria –campesina y las posibilidades de tener una vida digna. 
Nos declaramos en contra de los agro-negocios, los agro-combustibles y la mercantilización de los bosques por medio de mecanismos como REDD+.
Censuramos la utilización de los servicios ambientales como supuesto mecanismo de conservación del medio ambiente.
Nos oponemos a las leyes que patentan la vida, venden nuestra soberanía alimentaria y territorial y mercantilizan los recursos genéticos y la biodiversidad. 
Denunciamos los megaproyectos como acciones nocivas para el ambiente y las comunidades, provocan el desplazamiento forzado e involuntario de muchas poblaciones y desactivan las cadenas productivas en las regiones, se pierden miles de empleos en la agricultura, explotan y contaminan el agua, destruyen el ciclo del agua y agudizan situaciones de conflicto armado en las regiones donde se proyectan, aumentan los costos de vida, la inseguridad alimentaria y propician la proliferación de plagas entre otros aspectos.
Rechazamos todas las formas de privatización y mercantilización del agua, como el creciente negocio del agua embotellada.
Denunciamos la privatización de la gestión pública del agua a través de políticas de transformación y manejo empresarial del servicio de acueducto.
Nos oponemos a la desconexión de los servicios públicos que vulneran los derechos de los desfavorecidos. 
Estamos en contra de la economía verde porque se escuda en la idea de la conservación del medio ambiente y la mitigación del cambio climático, instrumentalizando la vida como bien económico, despojando a los territorios de la cultura y los saberes populares y la soberanía que ejercen en sus comunidades. 
COMPROMISOS 
Proponemos impulsar los acuerdo público-comunitarios que fortalecen la gestión público comunitaria del agua, de las semillas, de la vida campesina y de la defensa de los territorios basados en la solidaridad, sin fines de lucro y con una visión y enfoque de economía solidaria.  
Nos comprometemos a seguir impulsando la defensa del agua como derecho humano fundamental y como bien público en todos los escenarios de decisión y a través de los actores académicos, sociales, políticos y gremiales.  
Difundiremos el saber popular y ancestral de las comunidades como mecanismos de resistencia y alternativas a los modelos hegemónicos de producción y consumo.  
Apoyamos las prácticas y los principios de la agroecología: culturalmente aceptable, ambientalmente sano, socialmente justo y económicamente viable. Incentivamos la promoción y creación de redes de producción, comercialización e intercambio de semillas nativas. La agroecología, la producción campesina a pequeña escala y el consumo solidario son capaces de enfriar el planeta. 
Reivindicamos la soberanía alimentaria, la importancia de la inclusión de las comunidades campesinas y su retorno a la tierra.
Reiteramos la defensa de la vida, la cultura y la economía campesina. Sin semillas no hay alimentos, no hay pueblos, no hay vida. 
Impulsamos el comercio local, los sistemas autoabastecimiento y de comercio justo a través de los avales de confianza que estrechan lazos solidarios entre consumidores y consumidoras, productores y productoras, sin la necesidad de procesos impuestos de certificación y control. 
Reivindicamos el derecho de las comunidades a elegir libremente qué actividades económicas harán presencia en sus territorios, sin que se les vulneren sus derechos, ni se atropelle su cultura y sus modos de vida particulares. 
Nos declaramos en movilización permanente por la defensa de los bienes comunes, abriendo espacios de formación y debate, continuaremos articulándonos entre redes, asociaciones, colectivos, fortaleciendo nuestros procesos asociativos caracterizados por principios de autonomías, solidaridad, mutualismo y equidad entre hombres y mujeres.
Nos adherimos a los principios y valores de la Cumbre de los Pueblos que se llevará a cabo en Rio de Janeiro.
Comité en Defensa del Agua y de la Vida de AntioquiaComité Metropolitano por la defensa de la Soberanía y la Autonomía AlimentariaCorporación ECOFONDOCorporación Ecológica y Cultural Penca de SábilaAsociación Departamental de Acueductos Comunitarios de Antioquia –ADACA-Corporación Vamos MujerCorporación La CeibaCampaña Semillas de IdentidadMovimiento Ríos VivosRECLAME UniversitarioRed Ambiental Juvenil Cultural Intercorregimental -REDAJIC-Red de Mujeres Populares Hacia el FuturoCorporación Entorno NaturalCine Club Pulp Movies Corporación ProromeralAsociación Campesina Agroecológica de la Región del  Boquerón –ACAB-Asociación Campesina Agroecológica Campo Vivo San Sebastián de Palmitas.Colectivo Regional de Apoyo a Vía CampesinaColectivo La CapillaCorporación BiocahuanaRed Colombiana de Agricultura Biológica –RECAB- Red de Consumidores Ecológicos de Medellín –REDCEM-.Grupo de Investigación Agroecológico –GRAECO-Grupo de Trabajo en Agroecología y Desarrollo Sostenible – AGROECODES-Grupo Ambiental Aliados con el PlanetaGrupo Ecológico EconativosAlbor Equipo AmbientalCorporación de Artes y Oficios de Santa Elena ARCADIA